Imprimir

Consejos prácticos en el uso de tu PC/Lap

Tips para el uso correcto del Monitor

  • Evitar reflejos, usando colores claros y mates.
  • Los caracteres tienen que estar bien definidos, con un nivel de contraste con respecto al fondo, de tamaño suficiente y con un espacio adecuado entre los renglones. Esto facilita la legibilidad.
  • La imagen de la pantalla ha de ser estable, sin destellos, reflejos. Un estudio de la Universidad de Santiago demuestra que el nivel de luminancia de los monitores de rayos catódicos es inestable durante los primeros 20 minutos tras el encendido. Parece aconsejable un precalentamiento de la pantalla para evitar una posible fatiga visual producida por estas variaciones.
  • Pantalla orientable a voluntad. Con el fin de acomodarlo a las posturas que se adopten y para optimizar los ángulos de visión, así como para evitar reflejos.

Tips para el uso correcto de la Silla

  • Estable. Frente a las cuatro patas convencionales, son mejores las sillas con cinco apoyos y de ruedas antideslizantes, que eviten desplazamientos involuntarios. Éstas permiten mayor libertad de movimiento, evitando, a la vez, algunas posturas forzadas.
  • Graduable en cuanto a altura. Los pies han de apoyarse en el suelo. En caso de personas bajas o niños es aconsejable utilizar un reposa pies que, además, evita la comprensión de la circulación en los muslos.
  • Respaldo regulable en altura, profundidad e inclinación. Con la forma de una S suave, cóncavo a nivel torácico y convexo a nivel lumbar, para que se adapte a la estructura de la espalda.

Tips para el uso correcto del Teclado

 

  • Regulable en cuanto a inclinación. En un intervalo de 10 a 15 grados, con el fin de evitar movimientos forzados de las articulaciones, que pueden derivar en lesiones. Se recomienda que la línea media del teclado (tercera fila), no se levante más de 3 cm. de la superficie de trabajo.
  • Estable durante su uso. Que no se deslice sobre la superficie en la que reposa.
  • Suave en su manipulación. Que no requiera ejercer una presión grande sobre las teclas que se pulsan.